Conocemos el miedo a conducir o Amaxofobia como una respuesta e intenso miedo, que sufren algunas personas al conducir o, simplemente, al pensar que tienen que hacerlo. Existen estudios que aportan que 1 de cada 9 personas al volante, sufre episodios de ansiedad, y que 1 de cada 5 abandona la conducción.

Qué es la Amaxofobia

El miedo a conducir, también conocido como Amaxofobia, es un trastorno de ansiedad que puede ser producido por diferentes causas o circunstancias: no tener mucha experiencia y no sentirse seguro, haber sufrido un accidente o presenciarlo, tener miedo a un desvanecimiento o un ataque de pánico, etc.

Qué hacer si se tiene miedo a conducir

Cualquier clase de fobia puede ser motivo de tratamiento médico, pero existe un aspecto que va a determinar el enfrentarse o no a un miedo: la pérdida de libertad en la persona que lo sufre. Por poner un ejemplo, hay personas que tienen miedo a subir a un avión pero eso no va a suponer un gran problema en sus vidas porque pueden utilizar medios de transporte alternativos.

Buscar ayuda profesional

Con una terapia adecuada, la Amaxofobia o puede tratarse eficazmente. Una de las primeras medidas que toman los profesionales cuando acude algún paciente con este trastorno, es enseñarle las estadísticas para que racionalice el conflicto (la cifra de víctimas mortales en las carreteras españolas, ha bajado progresivamente durante los diez últimos años). Con la ayuda de un experto, se podrá aumentar la autoestima y recuperar el control de las emociones lo que llevará a ser dueño de la situación.

Descubrir que no estás solo

Normalmente, los trastornos de ansiedad no suelen ser comentados por las personas que los padecen por vergüenza, sin embargo, hay informes que recalcan que, uno de cada nueve conductores experimenta situaciones de ansiedad al volante, y que uno de cada cinco, no vuelve a conducir. Es importante, que sean capaces de compartirlo para que se den cuenta de que no están solos y que se puede aprender a convivir con el miedo, que en algunos casos no desaparece.

Aprender cómo reaccionar ante situaciones de riesgo

Muchas veces el simple hecho de no saber cómo enfrentarse a una situación de riesgo puede crear ansiedad, por ello es muy importante enseñar a las personas a actuar ante las posibles situaciones que pueden darse al conducir.

El miedo a conducir o amaxofobia es un trastorno de ansiedad más común de lo que pensamos pero que con ayuda profesional podemos llegar a curar o a disminuir su impacto en nuestra vida diaria.

En nuestra autoescuela te enseñamos a superar estos miedos.

Call Now Button
× Envíanos un WhatsApp